5 planes veraniegos que me encantan

Haciendo de sirena en Tossa de Mar (Girona)
Haciendo de sirena en Tossa de Mar (Girona)

Hola!! ¿Cómo va el verano? Hoy os traigo planes fresquitos y que se pueden hacer muy cerca de casa 🙂

Estos son mis cinco planes favoritos para hacer los días normales de verano, a ver si a vosotros también os levantan del sofá. ¡Que el verano está para gozarlo! 😉

1. Ruta por las calas de Vilanova a Sitges

¡Esta rutilla la habré hecho una decena de veces!
¡Una rutilla que habré hecho una decena de veces!

Esta es mi ruta preferida cerca de casa, empieza en Vilanova y la Getrú y avanza entre a la vía del tren y la costa hasta Sitges (no hay pérdida, es todo recto). El camino está lleno de calitas muy diferentes, algunas son de difícil acceso, por lo que habrá menos gente (bieeen), una tiene una cueva, otras son muy famosas por ser de las primeras playas gay de España. Eso si, en la mayoría el nudismo es lo que prevalece, así que espera encontrar muchos culos al aire.

Ruta, playa y heladito de premio en Sitges. ¡El plan perfecto! Cada año esta rutilla cae dos o tres veces, a todo el mundo le encanta 🙂 Además el camino no tiene pérdida, por la izquierda tienes la vía del tren, y a la derecha el precipicio hacia la playa. Son unos 12 km aproximadamente empezando en la estación de Renfe de Vilanova y la Geltú.

Aunque el recorrido es corto recomiendo prever varias horas para poder disfrutar de las calas y vistas que hay por el camino. 🙂

2. Coger una barquita de pedales

¡Qué bien lo pasamos!
¡Qué bien lo pasamos!

Este plan está en la lista para repetirlo con mis compis de @EscapadaRural 😀 Con el objetivo de hacer una escapadita y aprovechar para ponernos morenas, Tania, Natalia y yo cogimos un tren de Barcelona a Blanes y un bus de allí hasta Tossa de Mar (Girona).

La primera buena idea que tuvimos fue ir a la oficina de turismo a buscar un mapa y preguntar por las calas menos concurridas pero con encanto. ¡Te ahorras tiempo de caminatas!

La segunda buena idea del día fue la tortillaca que trajo Tania, self-made y riquísima después de tanto empache de sol.

La tercera idea genial fue alquilar una pequeña embarcación a pedales, con la que nos alejamos de la costa hasta llegar a unos acantilados que había alejados de la costa. La barquita vale 15€ la hora, así que por 5€ por cabeza pudimos hacer la sirena en sitios súper xulos, casi desiertos y con un fondo marino cada vez más profundo. ¡Mola!

3. Hacer snorkel

Sirenitos salvajes en la Isla de El Hierro
Sirenitos salvajes en la Isla de El Hierro

Cada vez que voy a la playa ya es tradición llevar las gafas de buceo. En serio, cógelas. ¡Nunca sabes lo que puedes descubrir bajo el agua!

Sirve para casi todas las playas, me encantó en la Isla del Hierro (Canarias), pero mi destino favorito para hacer snorkel es en la Costa Brava (más cerquita de casa). El otro día fuimos Cala Pola (en Tossa de Mar) y vimos desde una estrella de mar enorme hasta una cueva pirata que llevaba a una playa oscura y secreta… ¡Cómo para dejarse las gafas!

4. Paddle Surf

Haciendo Paddle Surf con Barcelona al fondo.
Haciendo Paddle Surf con Barcelona al fondo.

Íntimamente relacionada con el surf (pero mucho más fácil para mí haha), el paddle surf es una modalidad deportiva que consiste en remar de pie encima de una plancha de surf de gran tamaño con la ayuda de un remo. ¡Y no caerse!

Os doy el consejo que nos dijeron cuando nos dieron las tablas: relajad las piernas y no os caeréis. A la que tensas las piernas vas al agua, porque pierdes mucha estabilidad y además acabas rebentada haha. Así que relaaax 🙂 Es muy divertido reírse de las caídas (sobretodo si son de la otra persona), pero al cabo de un rato lo pillas y ya puedes disfrutar de un paseíto por el mar.

Es un plan relajante y divertido, ideal si te apetece hacer algo playero y deportivo sin cansarte mucho, te encantará la sensación de deslizarse sobre las pequeñas olas. ¿Quedamos al atardecer? 😉

5. Kayak o rafting

kayak

Finalmente, el plan para las más aventureras, Neopreno, chaleco, casco y ¡a remar por el río! Si habéis leído posts anteriores míos, sabréis que me he pasado algunos veranos en una empresa de rafting y barranquismo, así cada semana caía una actividad como esta 😛

La principal diferencia entre el kayak y el ráfting es que en el primero vas sola en una embarcación y en el segundo es en grupo (con monitor dentro de la balsa). También tenéis la opción de hacer hidrospeed, pero yo lo probé y no acabó muy bien para mi rodilla, ¡cuidado con los golpes!.

Unos posts para ayudarte a decidirte:

Deja un comentario