Descenso del Sella en canoa y visita a Ribadesella (Asturias)

Miryam y yo en la canoa :)
Miryam y yo en la canoa 🙂

Hace unas semanas tuve la suerte de ir a Ribadesella, en Asturias, y aunque fuera por trabajo y solo unos pocos días, me empapé lo suficiente del carácter norteño como para querer volver pronto.

Además me acompañaba Miryam, la súper bloguera de adondequieraquevaya.com, ambas representando a EscapadaRural en el #RibadesellaRuralTrip. (¡¡Cómo hecho de menos a Miryam!!) <3 Fue una experiencia muy constructiva y entre sharing & sharing por las redes pude disfrutar de actividades puramente asturianas: comer, comer mucho y hacer el descenso del Sella.

El Descenso Internacional del Sella

Martínez y Hernanz. Descenso del Sella 2008. Fuente: Lolo Gomez San Emeterio.
Martínez y Hernanz. Descenso del Sella 2008. Fuente: Lolo Gomez San Emeterio.

Me encantan las fiestas que tienen que ver con los deportes. 🙂 El descenso internacional del Sella es una tradición declarada fiesta de Interés Turístico Internacional que se celebra anualmente el primer sábado de agosto posterior al día 2 (un poco complicado, sí).

La tradición arrancó en 1930 después de que Dionisio de la Huerta, el Dr. Benigno Morán y Manés Fernández realizaran un descenso por el río Piloña desde Coya hasta Infiesto, con un recorrido de cinco kilómetros (dos horas y media). Actualmente es todo un acontecimiento en Asturias, donde los visitantes siguen el paso de los kayakistas, que parten de Arriondas para llegar a Ribadesella, con un recorrido de 15 km a lo largo del río Sella. ¡Hubiera estado bien coincidir con las fechas de la fiesta!

Remando bajo la lluvia – Nuestro descenso

¡Acabamos empapadas!
¡Acabamos empapadas!

Este descenso se desarrolla en el Río Sella situado entre Arriondas y Ribadesella. Se realiza por las mañanas y las empresas de aventura os facilitan todo el material necesario. La actividad vale unos 22€ aproximadamente.

Nosotras fuimos invitadas por el ayuntamiento y TurAventura, donde nos facilitaron todo el material necesario para hacer el descenso del Sella: canoas, palas, chalecos, neoprenos y un bidón estanco para meter objetos personales y la bolsa de picnic.

Antes de subir a las canoas nos dieron una clase teórica de cómo remar y algunas recomendaciones para tener en cuenta antes de empezar el descenso por libre. Por cuestiones de tiempo nosotros hicimos la mitad del recorrido, que va de Arriondas a Toraño (7 km), y en vez de ser cuatro horas son dos.

Aunque llovía un poco Miryam y yo disfrutamos un montón, era divertido remar e ir descubriendo todos esos paisajes desde la perspectiva del río, con algún que otro pez dando saltitos, los árboles adentrándose en la orilla, escaleritas secretas ocultas por el musgo… Además el caudal y la corriente de agua te permiten parar de remar a ratos y dejarte llevar, por lo que tampoco cansa demasiado.

Un último consejo: Tanto si has acabado empapada como si no, te recomiendo que vayas a reponer fuerzas en el Mesón La Fuente. Sus platos calentitos de cuchara nos devolvieron la vida después de estar remando bajo la lluvia. Mi menestra de verduras parecía que la hubiera hecho mi abuela: ¡riquísima!

 

Mis imprescindibles de Ribadesella

cuevona de cueves

¡La Cuevona de Cueves fue toda una sorpresa! Teníamos programada una actividad con motos de agua, pero por la lluvia se anuló, así que nos dejamos acompañar por nuestro conductor hasta esta curiosa aldea.

La única entrada natural para acceder a ella es a través de una cueva llena de estalactitas, e iluminada con una suave luz muy cálida, que destacaba con el frío del lugar. Por esta gruta pasan tanto coches como peatones pero es un sitio muy tranquilo.

La cueva tiene unos 300 m de longitud, y al entrar con el coche da la sensación de que estábamos siendo engullidas por unas fauces de roca. La carretera atraviesa el corazón de la montaña, corriendo al lado de un riachuelo hasta llegar a la aldea, en la que destacaba una pequeña y curiosa capilla junto a una canasta de básquet.

2

La Cueva de Tito Bustillo es la joya histórica y cultural de Ribadesella y uno de los santuarios del arte prehistórico más importantes del mundo, que en 2008 fue declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. ¡Ojo! Es imprescindible realizar la reserva con antelación.

Emilio, de la Oficina de Turismo de Ribadesella insistió en que teníamos que hacer SÍ o SÍ una visita a la cueva de Tito Bustillo, y ¡qué pasada!… La caverna está formada por una impresionante sucesión de galerías, salas, estalactitas y formaciones geológicas que vas descubriendo por un caminito acondicionado. Nos pareció increíble la calidad de las pinturas y el talento de los artistas que hace millones de años dejaron su impronta en estas paredes. Además tuvimos la suerte de que nuestro guía era un gran entendido de espeleología e hizo aún más interesante la visita. No nos perdíamos palabra.

 

Durante los tres días que estuvimos en Ribadesella nos alojamos en la casa rural La Calma, donde Morelia (la propietaria) nos guió en unas meditaciones para ayudar a mejorar nuestro bienestar físico, emocional, mental y energético. Si queréis probarlo vosotros también podéis seguir sus vídeos de meditaciones guiadas o hacerle una visita.

Os recomiendo que subáis a lo alto de la Ermita de Guía. Llegamos a ella por el paseo de la Grúa desde el casco antiguo de Ribadesella y la lonja de pescadores. Desde arriba hay unas vistas impresionantes de los acantilados que hay bajo la ermita, además ir hasta allí es una caminata más que interesante, porque durante todo el Paseo de la Grúa podréis ir descubriendo el pasado de Ribadesella mediante paneles artísticos de Mingote, con aparatos con narración delante de cada mural.

¿Te animas a hacer el descenso y visitar Ribadesella? Cuéntame cómo te va 🙂

 

¡Gracias por pasarte por el blog!
¡Gracias por pasarte por el blog!

Un comentario en “Descenso del Sella en canoa y visita a Ribadesella (Asturias)

Deja un comentario